Compatibilidad carta astral

La Sinastría es una técnica antigua de la astrología que se basa en comparar dos cartas astrales diferentes con el objetivo de descubrir cuánta compatibilidad hay entre dos personas.
 Su principal es uso es para ver el flujo de energía que se da en una pareja, pero también es aplicado en ocasiones para observar el nivel de cooperación o afinidad en el trabajo, amistades, socios o familia.

¿Cómo se realiza esta comparación?

Para comparar las dos cartas astrales, se muestran sus dos gráficos correspondientes y se pasa a analizar los aspectos de los planetas de ambos.

Con esta técnica se puede apreciar cómo fluyen las diferentes energías entre ambos: dónde hay armonía o productividad y dónde chocan las energías causando tensión…

La sinastría no puede analizar una relación al 100%

Las relaciones personales, sobre todo las sentimentales, son muy complejas.

La Sinastría no puede ni pretende analizar toda esa complejidad, pero sí es capaz de ofrecer ideas globales sobre el flujo de energías y su correspondiente compenetración entre dos personas.

El Sol – una fuerza estimuladora

Si comparamos dos cartas astrales, vemos que en la posición del Sol se indica cómo una persona afecta a su pareja. El Sol estimula a la otra persona y va aumentando su autoconfianza.

La Luna – cómo reaccionamos

El intercambio lunar entre dos individuos también nos dice información sobre cómo sus hábitos, educación y cultura afectan a la relación de pareja.

Los contactos fluidos implican comprensión emocional, las configuraciones complicadas llevan a la persona a inhibirse y a posibles irritaciones.

¿Qué nos dicen los planetas?

Cada planeta se refiere a un aspecto de la relación, según su estado y sus emplazamientos, nos dirá puntos positivos o negativos de la relación.

Mercurio – la capacidad de comunicación

A través de Mercurio vemos la facilidad de comunicación entre dos, los emplazamientos armoniosos ayudan a un buen entendimiento, muy importante para cualquier relación.

Las influencias difíciles dan lugar a confusión y malos entendidos.

Venus – la forma de relacionarse

Gracias a Venus vemos cómo dos personas se relacionan sentimentalmente y cómo disfrutan de su compañía. También es un indicador en materia financiera, estética, social y romántica.

Marte – expresar los deseos

La influencia de los deseos entre una pareja y sus posibles acciones determinadas por esta influencia. Las armoniosas indican estimulación positiva y cooperación, las tensas son conflicto y pelea.

Júpiter – beneficio mutuo

Júpiter nos dice el beneficio que sacan mutuamente dos personas en cuestiones de espíritu, filosofía, educación y cultura.

Desde la buena fortuna y generosidad hasta la excesiva generosidad que acaba en extravagancia o hipocresía, según el estado de Júpiter.

Saturno – capacidad de asumir responsabilidades conjuntas

El planeta del deber y la responsabilidad. Saturno nos dirá dónde deben esforzarse en conjunto, las influencias tensas son trabas de la relación que hay que superar, los aspectos fluidos nos dirán si tenemos la capacidad de resolver esas dificultades.

Urano – buscando lo nuevo

Las influencias indican la forma de inspirarse uno al otro a través de nuevas ideas y con ganas de explorar territorios nuevos. Las configuraciones fluidas indica interés en lo oculto, y los contactos tensos están relacionados con cambios bruscos.

Neptuno – influencias subconscientes

En Neptuno vemos cómo dos personas se influencian en cuestiones relacionadas con la imaginación, gustos estéticos, habilidades psíquicas y motivaciones inconscientes.

Las configuraciones fluidas indican buena comprensión intuitiva y comunicación emocional, las negativas indican tendencias evasivas y deshonestas.

Plutón – cambios profundos

La posición de Plutón nos dice: los contactos fluidos es cómo las personas se ayudan para mejorar su vida y cambiar lo que ya está obsoleto.

Los contactos difíciles indican la lucha por el poder o actividades destructivas.

Otros elementos astrales

El Ascendente – quién hay detrás de mi 

Moldeamos nuestra personalidad con una especie de máscara que sacamos de nuestro ascendente, según como lo hagamos,

nuestro ascendente es una proyección o un escudo, o una puerta hacia nuestro ser real.

El Medio cielo – la posición en el mundo exterior

El punto más alto del horóscopo: la culminación de las órbitas que recorren los planetas sobre el horizonte. Simboliza la concreción de nuestros sueños y las cualidades que queremos, el logro profesional y nuestra contribución social.

Comparando su medio cielo con tus planetas veremos las influencias respecto a la posición social, y cómo se compagina la profesión con otras responsabilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La voz del futuro