Cómo encontrar casa y trabajo con hechizos mágicos

¿Encontrar casa y trabajo? ¿Con Magia? ¿cómo?

Todos queremos prosperar, necesitamos hacerlo. Por nosotros mismos y por aquellos que nos rodean, nos quieren y necesitan.

Pero, yendo más allá, necesitamos prosperar para que el Mundo genere otras oportunidades a nuestros semejantes, más allá de nuestros familiares o amigos.

Encontrar casa y trabajo
Cómo encontrar casa y trabajo

Nuestra riqueza (podrá y deberá) crear riqueza a otros. Así debería ser. Así lo pienso yo. No sé si estoy más cerca de pensamientos económicos capitalistas, liberales, comunistas… pero pienso que cualquier sistema que controle el destino de las finanzas de las personas debe partir de esta premisa, que permita la prosperidad de todos sin menoscabo de nadie.

No quiero desviarme del tema que te traigo hoy, pero tampoco puedo evitar decirte que el hecho de quieras mejorar en tu empleo o conseguir vivir en una casa mejor que la que habitas sea algo que se pueda relacionar con aspectos egoístas de tu personalidad; ni necesariamente para mejorar tú, alguien debe empeorar sus condiciones de vida. Muy al contrario.

Cómo evitar los miedos irracionales

Digo esto, porque en algunas ocasiones llegan a mi gabinete personas que sienten y viven la vida de esa manera, como si estuvieran en deuda con todo y con todos; y pensando que lo que han conseguido en su existencia es todo lo que pueden conseguir. “Solo prosperan los que roban”, “Para hacerse rico hay que engañar a mucha gente”. Son frases que escucho de cuando en cuando. A veces me hacen sonreír, otras me hacen sentir cierta tristeza.

Esas personas viven cargando miedos irracionales y complejos que solo les traen perjuicios. Desde luego, no conocen la Ley de la Atracción y todos sus significados y significantes.

De lo contrario, dejarían de tener esos pensamientos vanos y se concentrarían en atraer a su mente ideas positivas.

Ni siquiera se dan cuenta de que ‘cuesta’ lo mismo pensar en positivo que hacer lo contrario.

Cómo encontrar casa y trabajo acudiendo a la MAGIA

Pero vayamos al meollo de los asuntos que nos traen hasta aquí. Os puedo decir que he testado estos mecanismos que, en nuestro Mundo esotérico, preferimos llamar HECHIZOS.

Permíteme decir, en este sentido, que la nomenclatura en el vocabulario es importante y cada ámbito profesional utiliza el suyo: los médicos hablan (y escriben) como médicos; los abogados; los informáticos… Cada cuál tiene su forma de llamar a las cosas; lo que ocurre que solo se suelen entender entre ellos y para nosotros, amantes de las artes adivinatorias, hacernos entender es una de nuestras máximos.

Llámalo como quieras, mecanismo, hechizo, herramienta… Pero, si queréis encontrar un nuevo hogar o encontrar trabajo o mejorar el que tienes, hacedlo, con toda la voluntad y esfuerzo, dando credibilidad a cada paso y acción con la que avances en tu propósito.

Eso sí, piensa que para conseguirlo nos movemos en dos planos: el plano material, en el que vivimos todos, atados, por decirlo de alguna manera, sometidos a las leyes naturales del Mundo y a sus limitaciones.

Por otro lado, vivimos en un plano inmaterial en el que nuestros pensamientos y voluntades juegan una partida invisible con el UNIVERSO. Un juego de balanceos donde 0 no significa siempre 0. Este mundo inmaterial es moldeable y depende de nuestra voluntad. Si quieres conseguir un trabajo mejor no bastará solo con buscar ofertas, hablar con conocidos y extender tus relaciones; así como acudir a cuantas entrevistas de trabajo puedas. Además, debes hacerlo con el convencimiento, si ese es tu deseo, de que vas a conseguirlo.

Ambas cosas son imprescindibles.

Hechizo para encontrar nuevo trabajo

Sigue estos pasos cuando te sientas seguro o segura de que quieras cambiar de empleo o conseguir uno si en este momento careces de él.

Cuando la Luna se encuentre en cuarto creciente y tras realizar alguna de las artes adivinatorias que elijas para calibrar cuáles son tus mejores cualidades y enfrentarlas a tu futuro profesional, como podría ser una sesión de tarot:

1. Enciende una vela de color amarillo, sobre la que previamente habrás escrito tu nombre tres veces sobre ella.

2. Sobre un papel, completamente en blanco, escribe los puestos de trabajo que te gustaría tener.

Eso sí, sé realista, piensa en tu formación, en tu experiencia laboral y, consciente de ello, escribe qué puesto te gustaría ocupar.

3. Escribe la cifra económica que te gustaría cobrar mensualmente.

4. Durante siete noches consecutivas, enciende la vela y proyecta en tu mente cómo sería estar trabajando en ese puesto que deseas; hazlo durante ese tiempo y hasta que se consuma por completo la vela.

5. Durante esos siete días, no dejes de buscar empleo, visita páginas de Internet, envía tu curriculum a las ofertas que se acomoden a tus posibilidades y a tus deseos. Sé ambicioso o ambiciosa. No dudes nunca, ten la fe suficiente como para no ver obstáculos.

Cuando la vela se haya consumido por completo, guarda los restos y en la próxima entrevista que tengas, llévalos contigo. Intenta depositar una parte de ellas en el punto más próximo que puedas del centro de trabajo. En el plazo de una luna, conseguirás el empleo.

Hechizo para encontrar la casa de tus sueños

De igual manera, cuando sobre el firmamento luzca la Luna en cuarto creciente deberás dibujar sobre una gran lámina de papel esa casa que ya has visto y en la que quieres comenzar a vivir; o esa casa que imaginas en tus sueños.

Realiza un dibujo todo lo detallado que te sea posible. Cuida hasta el más recóndito detalle que se te ocurra.

Una vez que has concluido el dibujo, coloca esa lámina de papel debajo de una vela de color marrón. ¿Por qué de color marrón? Sencillo, porque el marrón es el color de la Tierra y con esta acción estamos llamando a la Diosa de la Tierra, a Démeter; máxime cuando realicemos el siguiente paso.

Dirígete al lugar donde quieres vivir y recoge un puñado de tierra del lugar más próximo que puedas. Junto a esa tierra, decora el espacio donde está el dibujo y la vela luciendo.

Lo puedes decorar con elementos naturales como flores, conchas de mar. Elementos que te gusten y que creas que le pueden gustar a la Diosa Tierra.
Enciende velas blancas alrededor de la vela marrón, siempre cuando el Sol se haya ido por el horizonte.

Frente a la vela, durante tres noches consecutivas, repite la siguiente formulación:

“Esta es mi casa, mi tierra. Madre Tierra, llévame a mi refugio. Madre tierra, llévame a casa. Llévame a casa, Llévame a casa”.

Cuando las velas se hayan consumido, coge todos los restos y dirígete a un lugar donde corra agua limpia, un río, un manantial.

Deposítalos allí y, sin mirarlos y sin mirar atrás, vuelve sobre tus pasos. En el plazo de una Luna, de una u otra forma, tu nuevo hogar se manifestará.

Me encantaría que, si realizas estos hechizos, contactaras conmigo y me contaras tu experiencia. Hazlo como te indico, sin dejar pasar un detalle. Llámame al 806 41 41 44 o envíame un correo a nuestro formulario de contacto.

Recuerda que siempre, siempre, la magia la pones tú.

Tarot Carmen Camino
Tarot Carmen Camino

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.