La aromaterapia

aromaterapia

La aromaterapia se refiere a un conocido arte incorporado a la época actual llena de cambios a gran velocidad, y vida ajetreada.

Esta disciplina se basa en el uso terapéutico de los aromas más puros hacia un tratamiento natural y también un complemento que nos ayudará a restablecer el equilibrio y armonía con nuestro alrededor.

Los aceites esenciales son poseedores de muchas propiedades estímulantes, y que nos aportan un imprescindible elemento de bienestar.

 

aromaterapia

Origen del uso de la aromaterapia

Las esencias se usan desde tiempos muy lejanos, y en todas las culturas y religiones que conocemos. Empezando por los egipcios, que hace 40 siglos A.C ya hacían preparados a base de aceites esenciales para curar, cosmética, y para armonizar sus propios templos.

Los egipcios fueron los que iniciaron el arte de sacar toda la esencia de cada planta a base de calentarla en recipientes arcillosos, luego fueron los griegos alquimistas los que conservaban la fragancia. Sus propiedades curativas llegaron a la destilación con el fin de obtener aceites esenciales. En China India y Persia, los vedas también utilizaban aceites para su medicina.

Acción de los aceites esenciales

El sentido del olfato conecta con nuestras emociones, ya que está directamente conectado al cerebro, donde se encuentra todo el centro de las emociones. También se conecta con el espacio de actividades vitales: el sueño, sensualidad, sed, memoria, etc.

Cuando hueles algo evocas tu memoria emocional. El sistema límbico (centro de las emociones) está enlazado con el hipotálamo, la parte del cerebro comunicada con las glándulas sexuales.

La memoria asociativa entre aromas y ciertas situaciones hace que se aproveche el aceite para su uso terapéutico.

La aromaterapia actúa en los planos sutiles, es utilizada como terapia vibracional y en la meditación, para realizar visualizaciones, concentración… a todas las técnicas destinadas que buscan el equilibrio y armonía.

Meditación

Los aceites se usaron desde tiempos remotos para la meditación y rituales religiosos, también para muchas culturas los aromas se utilizaban como ofrendas a los dioses.

Para meditar con aceites podemos lograr:

– Purificar y preparar el lugar para meditar
– Ayudar a aquietar la mente de pensamientos cotidianos.
– Profundizar y serenar la respiración.
– Conseguir claridad mental
– Balancear los chakras
– Llevar la energía a tierra
– Armonizar la energía de un grupo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La voz del futuro