La Quiromancia y el destino de nuestra existencia

Como todos sabemos, la quiromancia es la lectura adivinatoria de las líneas y montes de las manos.

Si recordáis, el pasado verano ya hablé en mi blog de lo que es la Quiromancia,  cómo aprenderla, en qué consiste, sus orígenes; e incluso cómo utilizarla de forma práctica.

quiromancia

Son muchas las dudas que plantea a lo que también se denomina como quiroscopia, por lo que me he decidido a hablar con mayor detenimiento sobre este arte adivinatorio. Os sorprenderá conocer los detalles.

La quiromancia, el primer tratado del siglo XVI

No es demasiado conocida la literatura que, en torno a la lectura de los secretos que esconden nuestras manos, y que se generó durante el lejano siglo XVI.

Quizá, ese desconocimiento, como el que se tiene de otras mancias o prácticas esotéricas, como el tarot u otros rituales, son los que provocan el escepticismo de muchas personas.

Pero, la adivinación proviene del conocimiento, de la experiencia y el trabajo de muchos estudiosos que perseguían burlar al destino pretendidamente marcado.

Así, en Italia, Bartolomeo Cocles con su De Chyromantiae principiis (1504), Andrea Corvo con Tratta de la Chiromantia (1524) o, más destacado, Patricio Tricasso, con Chyromantia, (1534); o en Francia, el padre Jean de Hayn, escribe en Chiromantia; todos ellos manuales que resumían el arte quiromántico estudiados con profusión durante la Edad Media y el Renacimiento.

Aunque conviene recordar que hasta Plinio refería que Aristóteles creía en la quiromancia; señalando que las líneas de la mano que se interrumpían pronto, eran signo de una vida corta.

El significado del destino que esconden nuestras manos

Desde antiguo, en los manuales de los que hablaba anteriormente, se estudiaba algo más que las líneas que recorren las palmas de las manos.

Se estudiaban las líneas transversales de los puños, los dedos en toda su extensión, desde las uñas hasta el punto en que se juntan a nuestras manos.
Se distinguían siete partes en la palma de la mano, en base a cada uno de los siete planetas del sistema solar y a nuestro satélite natural.

Los planetas rigen (parte de) nuestro destino

Júpiter está representado por el dedo meñique
Marte representa la concavidad de la mano
Venus preside el abultamiento que encontramos debajo del pulgar
Saturno está en el dedo medio
El Sol en el dedo anular
La Luna gobierna la parte baja de la palma.

El significado de las líneas principales de la mano, según los estudiosos del Renacimiento

Patricio Tricasso, quizá el más destacado estudioso de la materia de la que tratamos, distinguía cuatro líneas principales en nuestra mano, que todo teníamos y que, en función de sus características, delataban diferentes señales.

La línea de la vida

La línea de la vida comienza entre el pulgar y el índice, llegando hasta el Monte de Venus. Es la línea que todos miramos con deteni miento, pues nos indica el tiempo y la forma en que vamos a vivir la vida.

No siempre, por el hecho de ser una línea de pequeño tamaño, nos está indicando que nuestra vida va a ser breve. La relación con el resto de líneas es lo que los estudiosos, en términos comparativos, han ido definiendo en este sentido.

Patricio Tricasso compuso una metodología para medir la línea de la mano en periodos de diez años. Dividiéndola en partes iguales.

La línea natural

Situada muy cerca de la línea de la vida, nos informa del carácter de cada persona; de sus costumbres y su forma de actuar. Nos dice si esa persona es gentil o avara, leal o casquivana, por citar algún ejemplo.

La línea de la Cabeza

La línea de la Cabeza situada desde el Monte de Mercurio al Monte de Júpiter. En este caso, podemos comprobar la naturaleza de cada ser humano.

Son múltiples las posibilidad, como no podía ser de otra forma, porque múltiples son las personalidades que habitan las almas de nuestros cuerpos.

No obstante, gracias a la línea de la cabeza podemos comprobar diferentes características como la crueldad, la envidia, el orgullo o la lealtad.

La línea del Hígado

Que se extiende desde el extremo de la línea de la Vida hasta la línea natural. En ella encontramos cómo se manifiesta nuestra constitución física. Así, si presenta algunas líneas que la cortan, nos está informando que podemos tener problemas de estómago.

¿Qué mano conviene estudiar, la derecha o la izquierda?

No existe un consenso en este sentido. Para algunos estudiosos del tema, conviene estudiar la derecha.

Como asegura Jean Belot; para quien la mano izquierda porque es la mano que tiende al corazón; por contra, para otros estudiosos como Jean Taisnier, lo ideal es estudiar las líneas que surcan ambas manos.

De lo que no cabe duda es de que en ambas manos se dibujan ‘mapas’ que tienen un significado. Desentrañar su misterio, toda una complicada misión.

Si necesitas consejo en este sentido, o en otros, ya sabes que puedes contactar conmigo a través de los canales habituales.
Feliz día y que la buena suerte te acompañe.

INTERNACIONAL RECTIFICADO 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.