Los tantras

El objetivo del tantra es la reintegración del individuo en la pura conciencia primordial (que en el hinduismo sería Shivá, la fuente original). Para alcanzar ese objetivo es necesario recorrer, en sentido inverso, el sendero de la manifestación. Y en la msima tradición Śakti, la energía, es el vehículo mediante al cual la consciencia individual se une con la conciencia pura o divinidad. El final del camino de regreso es conocido como el despertar, un estado de «superconciencia».

Habría que observar además que la escuela tantra oriental, en particular la budista -por ejemplo en Tibet-, emplea la clave del Tetragrammaton en el use de los tantras. El imán tetrapolar, tal como to he descrito, también se usa allí. Los cinco Budas-dhyani que se veneran no son otra cosa que conexiones con los cinco elementos y sus principios. EI tántrico budista que coloca su mandala y trabaja de un modo tantrístico con el mismo sabe que cada divinidad, es decir cada símbolo-Buda-dhyana representa un elemento, pero también una idea divina abstracta o incluso varias ideas que se corresponden con los elementos. En la escuela tantrista cada elemento tiene una fórmula tántrica determinada, que se hace inteligible al tántrico al trabajar con elementos.

En la escuela budista el Vairocana-mantra (a-va-ra-ha-kha) es tetrapolar, es decir conforme al Tetragrammaton.

  • A se atribuye allí a la Tierra
  • Va al Agua
  • Ra al Fuego
  • Ha al Aire
  • Kha al Eter.

En la tantrística india los elementos tienen las siguientes fórmulas tántricas:

  • Lam = Tierra
  • Vam = Agua
  • Pam = Aire
  • Ram = Fuego
  • Ham = Akasha

Aprender a conocer tantra

El alumno tantra aprende de un gurú tantra experimentado a utilizar en la práctica un tantra universal en forma tetrapolar y en todos los planos y esferas. Sólo un gurú de esta clase está en condiciones de conferir ai alumno el verdadero abhisheka, es decir, la verdadera iniciación en este aspecto.

Las divinidades del tantra

En la doctrina india los elementos son simbolizados mediante divinidades. También las diosas Maha-Swari, Maha-Kali, Maha-Lakshmi y Maha-Saraswati son símbolos de ideas abstractas universales que se relacionan en cierto modo con los elementos.

El cabalista interesado en este punto puede encontrar en todo libro sobre iconografia oriental mayor información sobre los símbolos particulares de las distintas diosas en relación con la clave del Tetragrammaton.

En Oriente se abusa muy a menudo de la credulidad de los hombres que tienen una predisposición religiosa muy fuerte, y hay allí muchos llamados maestros que se hacen pasar por tántricos o yogis pero en verdad no tienen una pálida idea de las verdaderas leyes y correspondencias y profanan este saber tan elevado con fines personales. Así, como -consecuencia de tal misticismo, muchos europeos han cometido los errores más groseros, debido a que han tomado al pie de la letra aquello que sólo debía ser comprendido de un modo simbólico.

Entonces, cuando las instrucciones de Oriente que deben ser interpretadas sólo a nivel simbólico han sido transmitidas en algún lenguaje intelectual, sin comentarios y sin abhisheka, han surgido grandes errores, sin tomar en absoluto en cuenta todas las tonterías que se han cometido con la ciencia hermética en el transcurso del tiempo. Por ello los verdaderos escritos orientales advierten con razón a todo alumno que el camino del desarrollo espiritual no debe ser emprendido sin un gurú, puesto que sólo un verdadero gurú se encuentra en condiciones de clarificar al alumno el sentido secreto de los sistemas de yoga y de los métodos tántricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

La voz del futuro