El origen del Tarot. Antoine Court de Gebelin: el precursor

La historia nos ha dado un buen número de grandes tarotistas. Hombres y mujeres que desde los inicios de la lectura del Tarot, han sido aclamados por sus coetáneos dada su virtud en el acierto.

Me gusta repasar los viejos libros, apuntes y legajos que guardo en mi biblioteca. Hoy he dado con unos recortes que hablaban sobre los datos biográficos de los grandes tarotistas que en el Mundo han sido; y he visto apropiado acercarte una pequeña -aunque importante-  parte de la historia para que la conozcas.

Me aproximaré, así, a la Historia del que es, nada menos que, el precursor de esta particular mancia que tanto nos apasiona, que tanto nos aporta: el Tarot.
Vamos a ello…

Recetas esotericas
Carmen Camino

Antoine Court de Gebelin, el precursor

Nacido en Nimes, Francia, un 25 de enero de 1725, se dice de él que fue miembro de diferentes sociedades secretas donde se practicaba, entre otros, el ocultismo y donde conoció a destacadas personalidades de la época, tales como Benjamin Franklin o Voltaire.

Antoine Court de Gebellin
Antoine Court de Gebellin

Antoine Court de Gebelin, es el nombre del personaje sobre el que te voy a hablar, un hombre fundamental en el devenir de la historia del Tarot y su evolución; y que, curiosamente, tuvo su primer contacto con las cartas del tarot por casualidad.

Antoine estaba muy influenciado, por formación, con el misticismo egipcio. Cierto día vio jugar a las cartas a unos niños en la calle, a lo que se conocía como Tarocchi. Antoine se dio cuenta que los símbolos impresos en las cartas con los que jugaban aquellos muchachos contaban con muchos símbolos que usaban los sacerdotes egipcios en la Antigüedad. Se trataba, en concreto, del Libro de Thoth; y lo que encontró Gebelin, de esa forma casual, era que los Arcanos Mayores tienen la misma estructura que las que se pueden encontrar en el libro egipcio referido.

¿Quién era Thoth?

Thot, Toth, Tot o Thoth era el dios de la sabiduría, de la escritura, de la música: y de lo que es más importante para el tema que nos ocupa, de los conjuros y los hechizos mágicos.

En ese momento, se dio cuenta de que estas cartas pueden jugar un papel mayor que, de alguna manera, podían ser una forma de materia interpretativa.

Fue entonces, cuando Antoine trasladó sus ideas y conjeturas a los miembros de la sociedad secreta a la que pertenecía. Todos se mostraron de acuerdo en desarrollar esas cartas, añadiendo algunos símbolos y ciertas obras de arte para completarlas.

El tratado de lectura de tarot que Antoine Court de Gebelin escribió, junto a esos miembros ‘oscuros‘ por desconocidos, se basa en las cartas de Tarot. Y la forma en la que vemos el Tarot en la actualidad, se debe en buena medida a él.

El origen de la palabra Tarot

Para Antoine de Court, la palabra Tarot tiene un origen claro y definido. Se trataría de la combinación de dos palabras de origen egipcio, lógicamente.

De un lado, Tar, que significa ‘camino’. Y, de otro lado, Ros, cuyo significado es ‘real’. De esta combinación de palabras se ha apuntalado, a lo largo del tiempo, como traducción una frase un tanto poética: “Camino real de la Vida”.

Sobre el juego de los Tarot

El trabajo escrito que dejó Antoine Court de Gebelin fue bastante extenso. Corre el tiempo de la Ilustración y nuestro querido Antoine está muy motivado por seguir los cánones establecidos por la Enciclopedia.

De tal manera que escribe todo su saber y su opinión en nueve tomos bajo el título: “El mundo primitivo, analizado y comparado con el mundo moderno”.

Uno de esos libros está dedicado, íntegramente, a la magia del Tarot. Se trata del octavo volumen, y lleva el subtítulo: “Sobre el juego de los Tarots”. En él Court relaciona, como ya apuntáramos anteriormente, el egipcio Libro de Thot con el Tarot. Entre otras cosas, arguye que las figuras de los Arcanos Mayores están íntimamente relacionadas con el panteón Egipcio.

Yendo más lejos, Antoine aseguraba que los Arcanos Menores, los cuatro palos de la baraja tradicional, simbolizaban los cuatro grupos sociales de la época:

  • – los comerciantes, que estarían representados con los Oros,
  • – la clase religiosa con las Copas,
  • – los nobles y militares con las Espadas y, por último,
  • – los campesinos con los Bastos.

La misteriosa muerte de Court de Gebellin

La muerte de Antoine está llena de misterios. Se dice que no gustó demasiado en el mundo masónico en el que se movía que escribiera sobre los misterios de la adivinación, sobre los misterios del Tarot.

Fue hallado muerto un 12 de mayo de 1784, en extrañas circunstancias, sin una enfermedad previa… Se dice que, realmente, fue asesinado, en aquellos tiempos en los que ocultar un asesinato era muy sencillo; donde no había pruebas forenses y los métodos que utilizaban los investigadores policiales eran muy básicos.

En cualquier caso, su legado está ahí. Perdurando en el tiempo y superando a los criminales que acabaron con su vida.

En este enlace podréis encontrar el texto original (en francés) de su enciclopédico artículo ‘Sobre el juego de los Tarots’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.