Beneficios de meditar

beneficios-de-meditar

La meditación, un ejercicio milenario que ha pasado por todas las religiones y que se ha utilizado para una gran variedad de fines: desarrollar capacidades intelectuales, sanar… El poder de la meditación está subestimado por la gran mayoría, pero detrás de ella se esconde un mundo por descubrir. Empecemos por los beneficios de meditar:

 

Cinco grandes beneficios de meditar

Somos más eficientes

A la hora de realizar cualquier tipo de tarea, en nuestra casa o en nuestro trabajo, o si estamos estudiando… la meditación ayuda a que el cerebro trabaje mejor. Si realizamos mejor nuestro trabajo, nos sentiremos mejor con nosotros y con los demás, por tanto, las relaciones con los más cercanos también mejorarán (amor, amistad)

Controlamos nuestra ansiedad

El estrés puede tener consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud, la tensión generada del día a día se va acumulando sin que nos demos cuenta, y es muy importante saber canalizarla. Este es uno de los beneficios de meditar más grandes: con la meditación aprenderemos a eliminar nuestra ansiedad para que nuestro sistema nervioso y hormonal se mantengan estables.

Hay personas que tienen adicciones al alcohol o el tabaco que son causadas por ansiedad, y que gracias a la meditación han logrado superar las adicciones para llevar una vida completamente sana y normal.

Mejora nuestra salud

No iban desencaminados hace 3000 años cuando había personas que utilizaban la meditación para “curar”. Hay cientos de estudios que reafirman esta teoría, sobre todo en el caso de las personas con problemas de hipertensión. La meditación ayuda a que mantener una presión arterial baja y estable. Es un tratamiento preventivo de enfermedades cardiovasculares.

¿Todos podemos meditar? ¿Qué tipo de meditaciones existe?

Hay una diversidad enorme entre los tipos de meditación, pero antes de ver cuál es la que nos conviene, debemos haber hecho nuestra limpieza interior. Algo que no se hace ni en un día ni en dos. ¿Para qué sirve esta limpieza interior? Para que, en el momento en el que cierres los ojos, no te vengan a la cabeza todos los problemas y traumas que guardas. Para meditar hay que sentirse en una perfecta calma. Si no es así, no podrás canalizar ningún tipo de energía, en definitiva, la energía espiritual no podrá ir a través de ti.

Así que respondiendo a las preguntas anteriores: Todos podemos meditar después de haber trabajado en nosotros mismos durante el tiempo que cada uno necesite. Hay muchos tipos de meditación, cada persona practicará una u otra acorde a sus necesidades. Los beneficios de meditar se dan en todos los tipos de meditación.

La importancia de saber respirar

Incluso para el día a día, saber respirar nos hará la vida más fácil aunque parezca el ejercicio más sencillo. La respiración nos ayudará a concentrar nuestra energía en el momento presente de la meditación.

Recuerda que debes tener una postura adecuada que te permita respirar cómodamente (al igual que la ropa). Las horas más ideales para meditar es al levantarse o antes de acostarse.

Cuando respiremos mientras estemos meditando nos concentraremos en cada detalle del proceso respiratorio: cómo el aire entra por las fosas nasales y cómo llega y llena los pulmones. Qué sensaciones sentimos, cómo se mueven los músculos. Hay muchos ejercicios que nos ayudarán a controlar nuestra respiración.

Saber respirar y estar concentrados únicamente en nuestra respiración es una tarea que no se consigue a la primera, requiere de mucha práctica y perseverancia. Una vez que consigamos dominar eso, nos sentiremos relajados, positivos y despiertos ante nuestro entorno.

Hay que saber discernir entre estado de trance y estado de concentración, el trance nos hace divagar, no es un estado de meditación. En la meditación eliminamos los pensamientos y emociones de nuestra cabeza, pero nuestra consciencia tiene que seguir muy activa.

 

Los beneficios de meditar llegan más allá de estos cinco, a aspectos mucho más profundos, llegar ahí depende de cada uno. Estos aspectos los veremos más adelante en próximos artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.