Hechizos contra el mal

hechizos-contra-el-mal (1)

Los hechizos contra el mal nos protegerán de aquellas personas que intentan hacernos daño, con mala energía, u otros hechizos. Estos son dos ejemplos que, después de practicarlos, eliminarán cualquier hechizo negativo que nos hayan lanzado.

Hechizos de protección para destruir  hechizos malignos:

Hechizo de protección I

¿Qué materiales necesitaremos para el hechizo?

  • Agua
  • Agua que esté bendecida
  • Ramas de ruda
  • Aguardiente de caña
  • 7 clavos de olor.

Pasos a seguir:

  • Mezclar todos los ingredientes en un recipiente grande
  • Dejar reposar unas 24 horas.
  • Cuando haya pasado todo este tiempo, ya podemos bañarnos de forma normal, y justo al finalizar nuestro baño, nos echaremos el preparado del recipiente dejaremos que se seque.

Otro hechizo contra el mal (hechizo de protección)

Tendremos que conseguir todos estos materiales para que sea efectivo:

  • Cuerno de ciervo (hay que tratarlo con mucha precaución, bajo ninguna circunstancia se debe oler este envase después de ser abierto. Es un material muy delicado)
  • 7 pastillas de azulillo astral
  • 3 cucharadas de sal de cocina
  • 7 limones
  • Bicarbonato de sodio
  • Esencias de  dinero: para la abundancia usaremos oro y plata, para el negocio: almizcle, verbena y nardos.

¿Cuáles son los pasos para realizar un hechizo contra el mal?

  • En un recipiente grande  echaremos mucha agua y después tres vasitos de cuerno de ciervo, lo juntaremo con el azulillo y utilizaremos esta mezcla para mojar todo el cuerpo.
  • Mientras tanto, rezaremos la oración del Credo y haremos cruces en nuestro pecho, nuestra espalda, y en cada planta de los pies y de las manos.
  • Con el resto de azulillo que quede nos lo echaremos por la cabeza.
  • Cogeremos los 7 limones para pasarlos por todo el cuerpo,  junto con el bicarbonato.
  • Antes de terminar, prepararemos agua y sal para poder enjuagarse con la mezcla de bicarbonato y limón.
  • Finalmente nos bañaremos durante un buen rato con agua pura, hasta que nos echemos las esencias por todo el cuerpo y las dejemos secar.

Después de realizar cualquier de estos hechizos contra el mal, tendremos mucha paciencia con los resultados. Siempre tardan en llegar, hay que ser pacientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.