La sal protectora: usos y rituales

sal protectora

Desde tiempo milenarios, hay un elemento de la tierra que siempre se le ha dado gran poder simbólico: ya que nos lo ha dado nuestra madre tierra, procede del mar y hasta nuestras propias lágrimas son saladas. Hoy te cuento qué usos tiene la sal protectora y cómo usarla para protegernos de todo mal.

Origen de la sal protectora

Antaño, se utilizaba cuando se hacía un sacrificio, los griegos echaban sal en la cabeza de los animales que ofrecían a los dioses.

Usos de la sal en la actualidad

La sal es protectora y curativa, antiguamente las mujeres que acababan de dar a luz, se lavaban con sal y agua, creyendo que les protegía contra cualquier hechizo. Esta costumbre se ha perpetuado hasta el presente, ya que en la cultura árabe se esconde la sal para ahuyentar a los malos espíritus, y en el norte de Europa, se echa sal cerca de la cuna de un niño para protegerlo.

La sal es purificadora, limpia y deshace males que otras personas nos pueden echar, ¿os habéis fijado alguna vez en alguien que se echa sal sobre su hombro izquierdo? Ese gesto es sólo una pequeña parte de todas las propiedades que tiene la sal, hay muchísimos rituales en los que interviene la sal.

La sal da buena suerte

El gesto del que hablábamos antes nos ayuda a atraer la buena suerte, pero esta tradición milenaria es un elemento básico e indispensable en el mundo del esoterismo. Nos ayuda a repeler energías negativas, a quitarlas, a atraer nuestros deseos, la sal es capaz de ayudarnos a encontrar nuestra pareja ideal. Puedo ayudaros a crear vuestros propios amuletos con sal, deben ser personalizados, podéis contarme vuestro caso en mi consulta y os ayudaré a solucionar el problema que no os deja estar tranquilos.

Ritual del círculo encantado

Con este ritual nos sentimos más seguros, si tenemos alguna reunión, entrevista o momento en el que debemos de estar fuertes, es un ritual que no nos llevará apenas tiempo y será muy eficaz.

¿Qué necesitamos para el ritual de sal?

  • 1 pañuelo usado
    Sal fina
    12 flores blancas
    1 retrato nuestro
    1 vela blanca

¿Cómo hacer un ritual de sal?

  1. Ponemos el pañuelo en una mesa abierto, hacemos dentro de él un círculo con sal, ponemos las flores en forma de reloj empezando por la hora 1.
  2. Cerramos el pañuelo y lo escondemos en la esquina de nuestra habitación, encendemos la vela y esperamos a que se consuma para volver a coger el pañuelo.
  3. Enterramos las flores en un lugar personal para nosotros y nos echamos la sal de dentro del pañuelo sobre los hombros.

 

Este es uno de los muchos rituales que podemos utilizar con sal protectora, hay muchas propiedades escondidas detrás de este indispensable culinario que nos pueden aportar beneficios de los que aún no somos conscientes. En próximos artículos seguiré profundizando en este tema.

Un comentario sobre “La sal protectora: usos y rituales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.