Todo Astrología

La Astrología es un conjunto de creencias que pretende conocer y predecir el destino de las personas, y con ese conocimiento pronosticar los sucesos futuros. Supone el llegar a ese conocimiento mediante la observación de la posición y el movimiento de los astros. Las personas que practican la astrología sostienen que las posiciones de éstos ejercen influencia o tienen correlación con los rasgos de la personalidad de la gente, los sucesos importantes de sus vidas, e incluso sus características físicas.

En la antigüedad, la astrología concurría con la astronomía (estudio científico de los cielos), pero a medida que la humanidad ha avanzado en conocimiento y ha entendido mejor la propia realidad, la astrología ha quedado relegada (al igual que la alquimia) como una reminiscencia. El empleo de esta disciplina en el mundo actual, con la pretensión de ser conocimiento válido, la vuelve una pseudociencia.

La astrología

El mapa astrológico

 

A diferencia de lo que se piensa habitualmente, la astrología no se reduce a la definición psicológica de los nativos de los signos zodiacales. Muestra por el contrario una compleja estructura de la que forman parte las posiciones de todos los planetas, junto con el Sol y la Luna, según la visión aparente que tenemos de ellos desde la Tierra. Desde aquí los vemos en línea con algún signo zodiacal, y el astrólogo entiende entonces por ejemplo que “la Luna está en Piscis”, o que “tu Mercurio está en Leo”…

 

Cada uno de los planetas corresponde a un arquetipo que se relaciona con el signo en el que está emplazado, fusionándose las características de ambos. Lo mencionado se relaciona con lo que en astrología recibe el nombre de carta astral. Pero la formación de ésta tiene en cuenta por otra parte, los ángulos que forman los planetas con la Tierra en un momento dado, unos respecto de otros, y que reciben el nombre de spectos. Por último, la carta astral tiene su estructura en las Casas, que corresponden a la división de la superficie de nuestro planeta en doce secciones, las doce Casas.

 

La marca astrológica que da paso en el gráfico astral a la primera casa, es bien conocida por su nombre, el Ascendente. Se trata del signo que asciende por el horizonte en la fecha y hora de nuestro nacimiento.

Cuando nacemos, las posiciones que ocupan los astros en el firmamento quedan impresas en nuestro cuerpo y en nuestra alma como si de una foto fija se tratase.
Por ello, cuando sabemos que la Astrología es la Ciencia que estudia el movimiento de los astros y la forma en que influye en el desarrollo de los seres vivos, sabemos también que se trata de un cúmulo de respuestas que nos indican cómo se ha forjado, y se forjará, buena parte de nuestro destino.

“La astrología es una Ciencia milenaria basada en la continua observación y el estudio del firmamento”

La astrología es un Arte ancestral que, fundamentado en la comparación y en la observación, nos permite tener una fuente de información que nuestros videntes utilizan como una herramienta utilísima para poder ofrecerte las respuestas que más te inquietan sobre tu porvenir, también sobre cómo se ha conformado tu temperamento, tus actitudes ante la vida, tus habilidades y tu carácter, pero también la predisposición que el destino te ha deparado; y te guarda como una extraordinaria caja de sorpresas para el futuro.

La Carta Astral

Ese dibujo, ese esquema que se dibuja en el cielo como un lienzo, se traslada sobre el papel en lo que conocemos como Carta Astral.
La Carta Astral es algo parecido a un mapa, una hoja de ruta personal, que delimita los puntos débiles de tu personalidad, a la vez que todas las potencialidades de tus capacidades; tu energía, tu forma de entender el mundo y la manera en que el resto te ve interactuando con el medio, en tus reacciones, en tus habilidades y destrezas…

La Carta Astral nos da, por último, elementos de juicio y confianza para perfilar lo que te acontecerá en un futuro, a medio y largo plazo.

Es por ello que, en muchas ocasiones, cuando hables con nuestros videntes, éstos te preguntarán por tu fecha de nacimiento, el lugar donde lo hiciste y, algo muy importante, la hora -lo más exacta posible- del momento en el que viste la luz en este Mundo. Ese momento, único e irrepetible, es el instante en el que se fraguó quién eres. El comienzo de todo.

Conoce a Nuestros Astrólogos

Daniel Cobos

“La ciencia de la astrología y el conocimiento de los movimientos de los astros aunque es inmutable, siempre nos permiten contar con nuestro libre albedrío para tomar las decisiones que creamos más acertadas”.

Daniel Cobos
Daniel Cobos. Astrólogo y tarotista

 

Teresa Torres

“Como otros grandes videntes, la preparación y el estudio son necesarios para desarrollar todas las capacidades innatas. Teniendo al alcance la astrología y el tarot, se hace todo más sencillo”.

Teresa Torres. Tarotista
Teresa Torres. Tarotista y Astróloga

 

Cuáles son nuestros servicios en Astrología

Nuestros videntes conseguirán hacerte entender, gracias a la astrología, porqué te ocurre lo que te ocurre.

Te resultará curioso saber cómo la Real Academia de la Lengua define la palabra astrología; fíjate lo que dice, de manera textual: Astrología es “el estudio de la posición y del movimiento de los astros como medio para predecir hechos futuros y conocer el carácter de las personas”.

De esta manera es como trabajan nuestros astrólogos, entre otros, Daniel Cobos y Agatha Montes. Es cierto que ambos poseen dones naturales, de nacimiento, que les proporcionan la extraordinaria capacidad de la videncia.

  • El estudio concienzudo de las claves que proporciona ese saber heredado que es la astrología, complementa su clarividencia, de tal forma que son capaces de llegar al fondo de las cuestiones que al resto de los mortales se escapan.Todos los planetas, todos los astros influyen en nuestras vidas.
  • Quien aprende astrología llega a saber entender porqué ciertos acontecimientos de nuestras biografías se repiten, porqué existen ciclos donde gozamos de prosperidad o las cosas no nos funcionan todo lo bien que deseamos.Los astros, como decíamos, influyen en nuestra existencia, y lo hacen con mucha más intensidad de lo que podamos imaginar: su movimiento nos marca para determinar, desde las habilidades más sobresalientes que poseemos, para desarrollar, por ejemplo, nuestras carreras profesionales, pasando por la forma en la que vamos a comunicarnos con nuestros semejantes, con nuestros familiares y amigos, pero también con nuestros propios sentimientos.
  • Sin embargo, hay cierto margen de discrecionalidad. Digamos que el mapa del futuro está dibujado sobre el papel, que es el cosmos, pero tenemos la posibilidad de continuar dibujándolo, de borrar algunas líneas y de enmendar otras. Nada es inmutable, por suerte.En realidad, cada uno de nosotros, no somos otra cosa que una parte (importante) del cosmos, interactuamos con él como en un TODO.
  • Subidos en una gran maquinaria perfecta en sus engranajes, complejos para los que desconocen su magia.De esta forma, el signo del zodiaco nos mostrará nuestra forma de ser; el ascendente, la manera en que vemos el mundo y cómo nos movemos en él; nuestra luna, aquello que reside en el subconsciente: Esos secretos anhelos que, muchas veces, callamos.Cada planeta de nuestro sistema solar nos informa de los aspectos concretos de este fantástico mecanismo.
  • Marte, por ejemplo, mide la intensidad de la fuerza con la que nos enfrentamos a los problemas o a nuestros enemigos; Mercurio es el planeta que rige nuestra manera de comunicarnos; o Venus la forma en la que amamos.Todo ello, será lo que perciban nuestros astrólogos, lo que estudiarán para que tengas una idea exacta de lo que te depara el destino.No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas, ya sabes que estamos aquí para ayudarte. Gracias a la astrología y su conocimiento exhaustivo, podemos brindarte la oportunidad de llegar tan lejos como nunca hayas imaginado, mejorando la calidad de tu vida en toda su extensión. 

    Llámanos, te escuchamos las 24 horas del día.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

LA VOZ DEL FUTURO